Conectate con nosotros

HOY ESCRIBE EN LA NOTICIA

¿Cómo sanar las 5 heridas de la infancia y que vuelvas a ser tu mismo/a?

Publicado

en

Redactado por: Psicóloga Violeta Gutiérrez

Hoy quiero hablarte de las 5 heridas de la infancia, de cómo detectarlas y cómo sanarlas en la edad adulta. Desde la infancia arrastramos momentos dolorosos o simplemente circunstancias que fueron percibidos por nuestra mente de niño como dañinas, impactantes o no comprensibles para nuestra capacidad cognitiva y emocional. Nos dejaron una huella y una influencia que no se borrará hasta que no sea identificada, aceptada y sanada desde el inconsciente. Te propongo ahondar en tu infancia y en las 5 heridas del alma. ¿Te atreves?

¿Cómo se detectan las heridas emocionales?

A través de identificar los acontecimientos que nos afectaron y no fueron asimilados por nuestra psique, que son los que condicionan nuestra vida de adultos determinando nuestras respuestas, la forma de relacionarnos y el modo en el que nos sentimos.

Una herida emocional se detecta por el mecanismo de defensa o máscara que activa.

Portar una máscara significa no ser uno mismo. Adoptamos una actitud diferente creada desde muy pequeños, creyendo que esa actitud nos protegerá de sufrir nuevamente la herida que provocó tal defensa. Las heridas emocionales provocan reacciones automáticas y no dan lugar a una respuesta consciente, producen dolor, insatisfacción y desequilibrio emocional, psicológico y vital.

La herida del rechazo

El rechazo es una herida muy profunda, ya que quien la sufre se siente rechazado en su interior y también siente rechazo con respecto a su derecho a existir. Puede tratarse de hijos no deseados o que se deseaba que fuera de un determinado género y nació con el género contrario. Esta herida suele derivarse principalmente de la relación con el progenitor del mismo sexo. No suele sentirse merecedora de cariño y cuando esta persona es elegida por otra se aparta, pero cuando no lo es se siente rechazada.

La herida del abandono

La herida del abandono surge a raíz de sentir la carencia de muestras de afecto, especialmente con el progenitor del sexo contrario. La máscara que protegerá a esta persona cuando se sienta abandonada o susceptible de serlo, será la dependencia Expresa dificultad para tomar decisiones y para aceptar un no. Necesita atención y apoyo. Es más inestable emocionalmente y de llanto fácil. En realidad, va buscando la independencia para poder sanar el abandono. El mayor temor para esta persona es la soledad e intenta evitarla a toda costa

La herida de la humillación

La herida de la humillación tiene que ver con la carencia de libertad y la sensación de humillación debido al control del progenitor. Esta herida puede originarse a raíz de progenitores que se han avergonzado de algún comportamiento del niño/a y han censurado esa acción humillando al pequeño/a de alguna manera. O cuando hay un excesivo control cuando el niño/a realiza actividades propias de la infancia, como salir a jugar, etc. Buscará la satisfacción, e incluso el placer, sufriendo. Volverá a buscar la humillación la mayor parte de las veces.

La herida de la traición

Esta herida surge a raíz de la pérdida de confianza o expectativas no satisfechas en la conexión con el amor o la sexualidad. El niño suele ser seducido por los padres, que generalmente están centrados en ellos mismos. El niño siente que es necesitado por los padres y desea hacer todo lo posible porque estos estén bien.  La máscara de la persona con herida de traición es el control. La persona con esta herida se siente responsable y fuerte. No cumple sus compromisos o para hacerlo debe esforzarse. Miente a menudo. Es manipuladora y seductora. Impaciente, intolerante, con muchas expectativas y cree tener siempre la razón

La herida de la injusticia

La sensación de injusticia se da por no poder integrar bien la individualidad y no poder expresar quiénes somos y ser nosotros mismos. La persona con esta herida sufre la injusticia principalmente por parte del progenitor del mismo sexo, que se muestra frío, es severo y critica con frecuencia al hijo. Esta persona mantiene un carácter perfeccionista y envidioso. Actúa para destacar y ser perfecta. Dinámica y optimista. No admite tener problemas. Se exige y se controla mucho. Le gusta el orden. Es fría y le cuesta mostrar afecto.

¿Cómo se curan las 5 heridas de la infancia?

Cuanto más tardemos en identificar nuestras heridas y sanarlas, más se automatizarán y agravarán los efectos que producen.

El primer paso para la superación de estas heridas del alma es darnos cuenta de la máscara o el mecanismo de defensa que hemos activado, (traición, injusticia, abandono, rechazo, humillación). De este modo detectamos la herida o heridas de las que venimos. En este momento es normal que se despierten sentimientos de rabia, sufrimiento y rebeldía o acusación hacia nuestros progenitores.

Es importante dignificar la herida, ver y aceptar esa realidad, incluso entender que nuestros padres probablemente pasaron por situaciones similares con heridas muy parecidas. Podemos desarrollar sentimientos de compasión hacia ellos. Y en el momento en que nos damos cuenta que no necesitamos máscaras, que ya no hay amenaza y que podemos ser nosotros mismos, la vida cobra otro color y significado. Se puede crear una nueva perspectiva de la vida llena de experiencias de aprendizaje para avanzar, crecer y desarrollarnos como personas en nuestra mejor versión.

Contacto

Facebook: Psicóloga Violeta Gutiérrez

Instagram @Psicologagutierrez

Continuar leyendo
Haz click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

HOY ESCRIBE EN LA NOTICIA

¿Cuál es el futuro de la psicología? Neurociencia

Publicado

en

Redactado por: Psicóloga Violeta Gutiérrez

Este tema es a raíz de la conmemoración del día del Psicólogo y la Psicóloga el cual se celebró este 20 de mayoen México.

La exploración de la mente humana y su comportamiento ha sido una odisea sin fin, que se extiende desde los antiguos filósofos hasta los modernos laboratorios de neurociencia y consultorios de psicoterapia. El futuro de estas disciplinas promete un viaje aún más apasionante, pues la tecnología y la innovación abren nuevas fronteras en nuestra comprensión y capacidad para sanar la psique. Nos embarcamos en una exploración futurista de la neurociencia y la psicología, y cómo la confluencia de ambas augura un amanecer transformador para la psicoterapia.

El cerebro humano, con sus aproximadamente 86 mil millones de neuronas ha sido durante mucho tiempo un misterio enigmático. La neurociencia ha comenzado a descifrar este misterio, y su futuro parece aún más prometedor. La emergente tecnología de imagen y las técnicas de manipulación neuronal, como la optogenética y la estimulación magnética transcraneal, están revolucionando nuestro entendimiento de la neurobiología y la función cerebral.

Una de las promesas más emocionantes es la interfaz cerebro-computadora (BCI). Estos dispositivos, que leen y traducen la actividad cerebral en comandos computacionales, tienen el potencial de restaurar la comunicación y la movilidad en personas con lesiones cerebrales o enfermedades neurodegenerativas. Además, las BCI podrían revolucionar la psicoterapia al permitir a los terapeutas monitorear en tiempo real los cambios neuronales durante las sesiones, abriendo la puerta a intervenciones personalizadas y precisas.

Psicología: más allá de la mente consciente

La psicología tradicional, que ha enfocado su lente en la conciencia y el comportamiento, está experimentando una metamorfosis gracias a los avances en neurociencia. Las técnicas emergentes ofrecen un vistazo sin precedentes al subconsciente, permitiendo a los psicólogos entender las raíces profundas del comportamiento y la emoción.

La futura psicología podría beneficiarse de modelos computacionales de procesamiento cerebral, integrando la inteligencia artificial (IA) para predecir resultados de tratamiento y patrones de enfermedad mental. Esta integración de la IA en la práctica psicológica no solo agilizará el diagnóstico y el tratamiento, sino que también ayudará a personalizar las intervenciones terapéuticas, alineándolas más estrechamente con las necesidadesindividuales de los pacientes.

Psicoterapia: la revolución personalizada y tecnológica

La psicoterapia del futuro se caracterizará por su personalización y uso de tecnología avanzada. El análisis de grandes volúmenes de datos de pacientes, complementado con algoritmos de aprendizaje automático, podrá identificar patrones que conduzcan a tratamientos más efectivos y eficientes. Una innovación especialmente prometedora en psicoterapia es la realidad virtual (RV).

La RV está siendo utilizada para tratar trastornos como el PTSD (trastorno de estrés postraumático), permitiendo a los pacientes enfrentar y procesar experiencias traumáticas en un entorno controlado y seguro.  Con el avance de la realidad virtual y otras tecnologías inmersivas, la terapia puede ser más accesible y personalizada, permitiendo experiencias terapéuticas que imitan situaciones de la vidareal con un detalle asombroso.

La ética en el nuevo paisaje de las neurociencias y la psicología

Con grandes avances vienen grandes responsabilidades. La ética será un campo aún más crucial a medida que las capacidades de la neurociencia y la psicología se expandan. Los temas de privacidad, consentimiento y la posibilidad de manipulación mental serán centrales en el debate público y profesional. La regulación cuidadosa de estas tecnologías será vital para asegurar que se utilicen para mejorar, y no debilitar, la autonomía y el bienestar humano.

El futuro de la neurociencia y la psicología es un horizonte brillante que ofrece una esperanza inmensa para el tratamiento de las enfermedades mentales y la mejora del bienestar humano. A medida que nos adentramos en este futuro, la precaución y la reflexión ética deben guiar nuestro camino para garantizar que el viaje de la mente del mañana sea uno que nos eleve a todos. Además, es importante destacar que tomar terapia psicológica es una herramienta valiosa para enfrentar los desafíos mentales, proporcionando un apoyo profesional que contribuye al bienestar a largo plazo.

 

 

Contacto:

Facebook: Psicóloga Violeta Gutiérrez

Instagram: @psicologagutierrez

Continuar leyendo

HOY ESCRIBE EN LA NOTICIA

¿Cómo combatir el estrés de manera sencilla? Toma en cuenta las siguientes recomendaciones

Publicado

en

Redactado por Psicóloga Violeta Gutiérrez

Todos sentimos estrés de forma constante, ya sea a causa de problemas familiares, del trabajo, de enfermedades y de cualquier circunstancia que la vida nos presente. Sin embargo, el estrés puede ser bueno en pequeñas cantidades.

En momentos de mucha necesidad, el cortisol, nuestra principal hormona del estrés, se convierte en el primer aliado del cuerpo, ya que nos prepara para responder en una situación de lucha o huida. La adrenalina, otra hormona activada por el estrés, hace latir el corazón, eleva la presión arterial, tensa los músculos y mantiene nuestra mente hiperconcentrada en el asunto en cuestión; pregúnteselo a quienes juran que el trabajo les sale mejor cuando lo hacen a último momento.

Pero a largo plazo, el exceso de algo bueno no es beneficioso para el cuerpo. El estrés crónico aumenta considerablemente los riesgos de enfermedades cardíacas, diabetes, obesidad y otras enfermedades crónicas. También puede causar problemas tales como dolores de cabeza tensionales, disfunción sexual y caída del cabello. También puede tener un impacto devastador en la salud mental.

Tienes a tu alcance muchos recursos para no dejarte abrumar por las obligaciones, desde el control de la respiración hasta el efecto tranquilizante de la naturaleza. Te damos algunos consejos para liberarte del estrés y poder tomarte las cosas con más calma.

1. TOMA CONCIENCIA DE LA RESPIRACIÓN

Cuando se producen estados de ansiedad o de miedo, aparece una respiración rápida y a veces entrecortada. Sé consciente de esta respiración y no intentes modificarla ni hacerla más lenta. Al percibirla por sí sola se tornará más lenta y profunda, toma conciencia del aquí y del ahora expirando y exhalando.

2. ESCÁPATE A LA NATURALEZA

Mejora sensiblemente la capacidad para sobrellevar las tensiones. Igualmente, determinadas actividades, como la horticultura o la jardinería, resultan muy beneficiosas. El contacto con la quietud, sonidos y fragancias, mientras paseamos con espíritu introspectivo hace valorar el qué hacemos aquí y ahora.

3. PON ORDEN

Una vida sosegada y un hogar organizado tienen efectos emocionales positivos, pues el orden revitaliza, aclara la mente y aporta serenidad. La falta de organización y el desorden constantes favorecen sentimientos de impotencia, desesperanza y derrota, y aumentan los niveles de cortisol.

4. ALIMÉNTATE BIEN

Una dieta equilibrada, y rica en verduras y frutas, es fundamental para mantener la estabilidad física y mental y evitar que el estrés afecte a nuestro organismo.

5. ACEPTA TU FRAGILIDAD

Sentirse frágil suele ser un desencadenante de la tensión y la ansiedad. El presente es fugaz y por tanto una situación estresante también puede ser pasajera. Aceptarla nos hace más auténticos y nos recuerda la necesaria disposición para volver a levantarnos una y otra vez.

6. CREE EN TI

La confianza te permite ganar serenidad y equilibrio emocional. Confiar en ti significa que tienes plena conciencia de que existen alternativas frente al desánimo y te regalará esa oportunidad única para despertar a una nueva vida.

7. CAMBIA LA PERSPECTIVA

Dentro de una emoción negativa hay una forma peculiar de interpretar la realidad. Cuando descubres otros significados de la realidad, las emociones negativas pueden transformarse. En situaciones de estrés plantéate enfoques alternativos que permitan ver la misma situación desde otras perspectivas.

8. RÍE Y CANTA CON FRECUENCIA

Reír es la mejor fórmula para descargar la tensión y restaurar el equilibrio. Otro gesto que puede ayudarte a desprenderte de los malos pensamientos es cantar o tararear: el ritmo cardiaco se incrementa y disminuye el estrés bajo el efecto de la melodía y el ritmo musical. Además, la música actúa sobre el corazón a través del nervio vago, que relaciona el timbre de la voz con las emociones y la comunicación con los demás.

 

 

Contacto Teléfono 6484694143

Facebook Psicóloga Violeta Gutiérrez

Instagram @psicologagutierrez

Continuar leyendo

HOY ESCRIBE EN LA NOTICIA

Efectos del pensamiento positivo en tu salud mental y física

Publicado

en

Redactado por: Psicóloga Violeta Gutiérrez

Estudios han mostrado que el pensamiento positivo hace que el cerebro libere hormonas que nos hacen sentir bien, como las endorfinas o la dopamina, lo que impacta en la salud física y mental, y en la longevidad. No es ningún secreto que mantener una perspectiva positiva de la vida nos puede hacer sentir mucho mejor. La disposición a estar alegre puede ayudarnos a mejorar nuestra salud física y a promover nuestra longevidad. Conozcamos la fascinante ciencia que hay detrás del pensamiento positivo y sus profundas implicaciones en nuestra salud y bienestar.

La ciencia del pensamiento positivo

La conexión mente-cuerpo es un concepto que hoy en día está bien aceptado en la medicina y en la ciencia, y el pensamiento positivo es una pieza clave en ésta ecuación. El optimismo va más allá de ver el vaso medio lleno. Es un patrón constante de pensamiento que se enfoca en los aspectos positivos de la vida. Estudios han mostrado que el pensamiento positivo puede disparar centros de recompensa en nuestro cerebro, lo que libera hormonas que nos hacen sentir bien como las endorfinas o la dopamina. Estos químicos impulsan nuestro estado del ánimo y nos dan una sensación de bienestar, lo que crea un ciclo de retroalimentación donde los pensamientos positivos llevan a emociones positivas, y viceversa.

Tú tienes el poder de programar a tu cerebro hacia pensamientos que te generen paz y tranquilidad a liberarte de todos aquellos pensamientos negativos que solo te limitan y no te permiten avanzar, imagina que hoy eres capaz de lograr todo lo que siempre has anhelado, cuáles serían esas metas alcanzadas en donde estarías.

Pensamiento positivo y salud física

El pensamiento positivo también puede manifestar su poder a través de nuestra salud física. Las personas optimistas han demostrado tener corazones más saludables, menores niveles de presión arterial, y son menos propensos a desarrollar enfermedades cardiovasculares, como podemos ver en este estudio.

El pensamiento positivo puede mejorar nuestra función inmune, lo que protege a las personas optimistas de muchas enfermedades infecciones y a enfermedades comunes como la gripe. Esto sucede por el manejo del estrés. Las emociones negativas como la ansiedad y el estrés, crean una respuesta de intento de huida en nuestro cuerpo. Este es un mecanismo evolutivo que nos ayudó a sobrevivir en el paleolítico, y causa un aumento en la presión arterial y en la frecuencia cardíaca. Las emociones positivas, por otro lado, nos ayudan a disminuir la respuesta ante el estrés, ayudando a mantener una mejor salud física a largo plazo.

La mente optimista y la salud mental

La salud mental y el optimismo están fuertemente relacionadas. Estudios indican que las personas que piensan positivamente son menos propensas a sufrir de ansiedad o depresión. Las personas que ven la vida de una manera más feliz tienden a tener mejores habilidades para acoplarse a las adversidades de la vida, y son más resilientes emocionalmente.

Quienes son optimistas ven los distintos retos que se les puedan presentar como obstáculos temporales en vez de problemas sin soluciones, creando un estado psicológico mucho más sano. Un aspecto increíble del pensamiento positivo es su asociación con la longevidad. Un estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston, encontró que las personas optimistas viven en promedio entre un 11% y un 15% más que las personas más negativas.

La habilidad para afrontar problemas y sus mecanismos para adaptarse pueden contribuir a vidas más largas y saludables.  Aunque algunas personas son optimistas por naturaleza, el pensamiento positivo es una habilidad que se puede aprender y cultivar. Aquí hay algunas estrategias prácticas.

  • Practica la gratitud: tómate un tiempo de tu día para reconocer y apreciar las cosas buenas que hay en tu vida.
  • Reorienta tus pensamientos: cambia tus pensamientos positivos a pensamientos positivos. Procura cambiar el: no puedo hacer esto, por puedo aprender a hacer esto.
  • Rodéate de positividad: pasa el tiempo con personas positivas y que te apoyen. Su optimismo es contagioso.

En conclusión, el poder del pensamiento positivo tiene muchos más beneficios que el mejoramiento del ánimo. Su impacto en nuestra salud física, mental, y nuestra longevidad, es importante. Cultivar una mentalidad positiva puede ser una de las cosas más beneficiosas que puedes hacer para tu salud y bienestar.

 

 

Contacto Teléfono 6484694143

Facebook Psicóloga Violeta Gutiérrez

Instagram @psicologagutierrez

Continuar leyendo

#Tendencias